pinochet8El partido más a la derecha del país estaría preparando un plan para enfrentar los próximos desafíos eleccionarios, buscando a un nuevo electorado que lo vote. Para ello, el partido cambiará sus bases para acercarse a públicos que ahora no son tan cercanos. La idea es poder captar a nuevos militantes, según experto.
A poco más de un mes de que se cumplan 41 años del golpe militar del 11 de septiembre de 1973, la Unión Demócrata Independiente (UDI) ya comenzó los trabajos para llegar a la fecha con aires renovados y preparando el terreno para una próxima carrera presidencial, todo de la mano del documento que prepara el partido más derechista del país sobre el golpe militar.
Actualmente, en la doctrina del gremialismo se considera que el golpe fue un hecho «ineludible», producto del «proceso de descomposición política y social que el régimen democrático chileno experimentó en las últimas décadas».
La nueva presidencia del partido, liderada por el diputado Ernesto Silva, presentó el proyecto al interior del partido y ya tiene un comité que trabaja en una versión, desde el borrador que preparó el alcalde de La Florida, Rodolfo Carter. La idea es presentar «desde una generación distinta una visión moderna en materia de derechos humanos», según dijo el jefe de bancada Felipe Ward.
Aunque desde el interior de la UDI la idea no es compartida por todos, desde el sector de «los duros» del partido, el senador Hernán Larraín (el mismo que pidió disculpas por los actores pasivos ante las violaciones a los derechos humanos durante la dictadura), sí se mostró a favor de presentar una visión «actual pensando en el futuro y mirándolo desde una perspectiva histórica».
El Martillo: