Sin el afán de aguar las fiestas patrias a nadie, es necesario conocer cuántas calorías tiene lo que vamos a comer durante tres días de parrilladas, vinos de honores, picaditos, anticuchos y pebres. Según los expertos en el mastique, durante los días de fiestas patrias los chilen@s comen como sabañones y suben alrededor de tres kilitos.

Atención.

• Una empanadita de horno, fabricada por su amasandería favorita, aporta 470 calorías. Y nunca nos vamos a comer una nomás. Una no es ninguna.
• Ahora una empanada frita de pino, tiene menos calorías, solo 350, una de queso 390 y la misma, pero en masa de hojas, le aporta nada menos 700 calorías.
Un vaso de un rico y heladito mote con huesillos, de los carritos de la Plaza Prat, tiene 260 calorías.
• Con los bebestibles, hay que tomar en cuenta que el vinito (el humilde tintán) solo aporta, un vasito chico, 130 calorías.
Y la parrilla de la casa o de las ramadas de Iquiue Glorioso o Alto Hospicio:
Un choripán, sin contar el pan con la mayonesa y el prebrecito, nos aporta al cuerpecito 460 calorías.
Un trocito de carne asadita (a punto o quemadita) nos entrega 370 calorías.
Un tuto de pollito, sin piel, 200 calorías.
• Una chuleta de chanchito, mediana con chupar el hueso, 320 calorías.
Una longaniza mediana, 260 calorías y una prieta 120 calorías.

Lo que recomiendan los expertos, es que se consuma bastante verdurita para ayudar a bajar las carnes y embutidos que nos mandamos al cuerpo durante el “18”. Otra cosa, cómprese varias sales de frutas, por siaca.
¡Viva Chile Mierda!