PERICOTE
Para qué estamos con cosas, ni las recomendaciones del Papa Francisco o Senda, van a evitar que gran parte de los chilenos y chilenas le pongamos entre pera y bigote para estas fiestas patrias.

Es verdad que con copete nos colocamos alegres y la conversa fluye como liquido o el baile sale fácil, pero lo malo de esta fiesta es el día siguiente. La amanecida después de una noche republicana y muy bebida, es una tortura ¿o no?

La caña o “hachazo”, no nos deja ni movernos, pero para evitar eso es importante tomar en cuenta varios remedios caseros tomados de varios amigos de El Sol de Iquique, nos podrían ayudar a mitigar la resaca.

Un remedio clásico, es que durante el carrete y la cueca zapateá, coma todos lo que le ofrezcan de la parrilla, una empanadita, ya que con la guatita llena la caña podría ser menor.

Otra, es que antes, durante, nunca después, se mande su Aspirina con bastante agüita, eso en algo le ayudara a frenar el dolor de cabeza de la caña.

Ahora, si ya está con la caña, es decir al día siguiente, no hay más remedio que asumir nomás. Lo más indicado es tomar mucha agua o jugo de limón. El hachazo, según los matasanos, es por la deshidratación de nuestro cuerpecito, por eso hay que tomar mucho líquido.

Bueno, si con estas recomendaciones no pasa nada con el término del hachazo, bueno recomiéndese al Pulento, no queda otra.

Salú