medio pitoRAMIRO RODRÍGUEZ OLIVA

El proyecto fue presentado por los diputados de Amplitud Rubilar, Browne y Godoy, además del diputado Robles, Mirósevic, Cariola, Hernando, Núñez, Castro, Monsalve, Farcas y Arriagada. Por otra parte también hubo invitados al debate para exponer dentro de los cuales figuraban, el director del Instituto de Salud Pública ISP, Ricardo Fáblega Lacoa y la Directora del Senda, Lidia Amarales Osorio, quien no pudo asistir por problemas médicos. Alberto Robles comenzó su presentación seguido por el diputado Pedro Browne, quienes destacaron principalmente el respeto a la libertad personal como un derecho esencial y la necesidad de regular la ley 20.000 llena de falencias.
El Director Subrogante del ISP, Roberto Bravo Méndez destacó el uso milenario de la planta de cannabis y sus actuales estudios y experiencias de países extranjeros, respecto a su uso medicinal. Se podía apreciar argumentos que dan cuenta que no solo es urgente y necesario despenalizar la marihuana para uso medicinal, sino que también como una medida para el control del narcotráfico y respeto por los derechos humanos esenciales de uso recreativo y espiritual. “Es necesario orientar el debate más allá de la libertad individual, sino que también desde el punto de vista de la seguridad pública. Si queremos terminar con el narcotráfico y terminar con las drogas duras que tienen consecuencias negativas para la sociedad como delincuencia, porque las drogas duras están asociados estos problemas, debemos combatir al narcotraficante y la manera de hacerlo es el auto cultivo. Necesitamos si o si despenalizar el auto cultivo”, afirma el diputado Mirósevic.

Cabe destacar que los diputados Gahona (UDI) y Rathgeb fueron más aprehensivos respecto del uso abusivo de la planta pero de igual manera estaban de acuerdo que es necesario regular su uso medicinal. Girardi, Cariola y Gahona, mencionaron el poder que tiene el Ejecutivo de modificar el status de peligrosidad que tiene hoy en día la cannabis. Es por esto que la diputada Cariola y con apoyo por una amplia mayoría, se decidió hablar con la presidenta para que retire a la planta de marihuana lo antes posible de la lista de drogas duras y pase a otra lista. Esta medida daría paso a dar un nuevo eje a la discusión de los proyectos de ley.

 

«No podemos penalizar hoy día a un consumidor de marihuana como si fuera casi un “narcotraficante” por tener una cantidad de gramos de marihuana para su consumo y que pueda plantar”.

“Particularmente hay un prejuicio en el caso de la gente sobre el consumo de marihuana. Otras drogas como el alcohol y el tabaco tienen una mayor legitimidad social y son aceptadas, no hay penas asociadas. En el caso de la marihuana se le trata al mismo nivel que otras drogas que son altamente adictivas y dañinas para la salud, por lo tanto la petición que se ha hecho de poder traspasar a la categoría de drogas blandas a la marihuana es algo bastante serio, realista y con fundamentos médicos”, argumenta el diputado Nuñez, a lo que agrega, “de este punto de vista no podemos penalizar hoy día a un consumidor de marihuana como si fuera casi un “narcotraficante” por tener una cantidad de gramos de marihuana para su consumo y que pueda plantar”.

También asistieron al debate diferentes representantes de diferentes organizaciones ciudadanas como No más presos plantar, Mamá Cultiva, Cultiva tus Derechos, Universidad de Valparaíso, Triagrama, Red Chilena de Reducción de Daños y otras. Se ha logrado que la ciudadanía tome peso en este tipo de discusión para hacer una política de drogas todos juntos, instalándose una nueva mirada frente al uso de la Cannabis y el respeto de quienes son usuarios de esta planta sagrada.

“Hace diez o quince años se hicieron las primera propuestas de este ámbito y muchas no tenían apoyo por la gente y eran descalificadas. Hemos avanzado en términos de transparentar y de asumir las realidades que tenemos en el país, además de tratar los temas sin prejuicios. Evidentemente en esta línea existe una iniciativa libertades individuales y la tolerancia”, expresa Núñez.

Por otra parte el diputado Mirósevic afirma que, “La sociedad chilena ha cambiado profundamente y los sectores más conservadores se están viendo más arrinconados porque hoy en día está en cuestión esto de que el Estado pueda interferir en tu soberanía personal. La sociedad chilena está pidiendo que se respete un espacio de soberanía individual en donde yo tomo mis decisiones y no involucro ni hago daño a terceros. No debería porque el Estado prohibirme esta conducta en la medida que no dañe a otros”.

Existe un gran apoyo de parte de la Comisión de Salud, lo más probable es que el proyecto sea aprobado. El uso medicinal es necesario lo que conllevaría también a aprobar el auto cultivo.

Fuente: El Ciudadano