Durante las décadas de los años 50 y 60 los quiroprácticos estadounidenses llevaron a cabo un inusual concurso de belleza donde, además de juzgar la belleza y elegancia de las concursantes, valoraban —con la ayuda de rayos X— la postura más erguida. El último evento que se celebró de esta curiosa modalidad de belleza fue en el año 1969, en la ciudad de Chattanooga. En la imagen vemos a la ganadora de Miss Postura correcta 1956, Lois Conway (en el centro), junto a las otras dos finalistas posando de pie al lado de su radiografía.

miss-erguida