Trabajar en una oficina es algo cansado, puede resultar muy tedioso y rutinario estar todo el día frente a una computadora. Nadie tiene por qué saber lo que estás haciendo realmente, ¿no? hasta que te pillan viendo porno. ¿Es una práctica común?

Esto le pasó este año a un empleado de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, quien fue pillado con los pantalones totalmente abajo según informó un agente especial de la Oficina del Inspector General de la EPA, quien dijo que cachó al oficinista viendo pornografía en su computador (nada perdido).

Tras el descubrimiento, el empleado no tuvo otra opción que aceptar el hecho, y dijo que había visitado sitios sexis todos los días entre 2 y 6 horas, y con un total de 7 mil archivos XXX que guardó a diario y lo que más llamó la atención fue su sitio favorito llamado ‘El sadismo es bello’ (¡qué bárbaro!).

Pero no sólo se ha conocido este caso, ya que escándalos similares se han presentado en el Departamento de Hacienda, la Fundación Nacional de la Ciencia, y la Comisión Federal de Comunicaciones de Norte América, donde empleados han declarado que ven porno por aburrimiento en el trabajo, por lo que lo han llamado como una práctica totalmente común, ¿será?

Fuente: Informe 21