LINCY ACOSTA
Cuando empecé mi vida sexual, tarde dos años en experimentar mi primer orgasmo por penetración. Me masturbaba seguido, porque siempre que lo hacía, lograba tener orgasmos deliciosos, contrario a cuando decidía tener sexo con hombres, pues nunca llegaba al orgasmo. Tiempo después entendí que si quería conseguir orgasmos cuando mantenía relaciones sexuales con hombres, tenía que explicarles como yo los conseguía, puesto que no todas las mujeres somos iguales y que el sexo es relativo para cada persona.

Aprendí a confiar lo que me gusta y lo que me excita con facilidad.

La mayoría de mis amigas nunca han experimentado un orgasmo en la penetración, incluso algunas mujeres no saben si en realidad han sentido un orgasmo, alguna vez.

Las mujeres prefieren fingir los orgasmos por pena o inseguridad.

Cuando no sabía conseguir mis orgasmos manteniendo relaciones sexuales con hombres, tardaba mucho tiempo intentando conseguirlos, mi cuerpo se cansaba y no lo disfrutaba; para terminar pronto, fingía los orgasmos y engrandecía el ego de mi pareja, diciendo que era sensacional en la cama, así no lo fuera. Créanme, esta situación se vive a diario y es más común de lo que piensan.

Ella tiene que ser capaz de asumir con madurez y responsabilidad el sexo.

Pienso que fingir los orgasmos, solo nos limita a sentir el placer que como personas sexualmente activas, deseamos; manteniendo así, un concepto errado del sexo y sus beneficios tanto físicos, como emocionales.

¿Cómo sienten las mujeres los orgasmos?

No todas las mujeres sentimos el orgasmo de la misma forma, el orgasmo femenino puede sentirse en grados muy diversos, mientras algunas mujeres pueden sentir que su cuerpo se descontrola y desestabiliza totalmente, otras simplemente pueden sentir placer acompañado de la contracción de la paredes del cuello uterino. Sabemos cómo mujeres que tuvimos un orgasmo, porque no queremos continuar con el acto sexual, es por eso que los sexólogos definen el orgasmo como “la respuesta culminante de un encuentro sexual placentero”.

¿Cómo sé que una mujer tuvo un orgasmo?

Fisiológicamente:

Retracción de la cabeza del clítoris (glande).
Aumento de la frecuencia cardíaca y respiratoria.
Pupilas dilatadas.
Espasmos musculares vaginales (Contracciones).
Rubor cutáneo.
Escalofríos.
Sudoración leve.
Pezones erectos.
Mareo (No en todas las mujeres)
Tarda de 5 a 15 segundos.
Emocionalmente,

Sonríe.
Gestos exagerados.
Se comporta amable y cariñosa.
Gime o grita.
Ríe.
Sabes que ella fingió el orgasmo cuando…

Después del mismo, tiene mucha energía y puede continuar normalmente con la penetración.
Puedes penetrarla inmediatamente después de tener el orgasmo, la contratación dura aproximadamente 30 segundos y es imposible penetrar en este periodo de tiempo, solo si en verdad tuvo el orgasmo.
No cierra los ojos.
Sus gestos siguen intactos. Las mujeres no pueden controlar los movimientos de su cara, de su cuerpo, su mirada.
Sus pupilas no se dilatan.
La punta del clítoris no se retrae. Tiene que hacerse más pequeña y hacia atrás; así que si sigue a la vista, ella fingió.
No lubrica abundantemente.
Es falso que…

La mujer lubrica de color blanco cuando tiene orgasmos.
La mujer solo puede tener un orgasmo antes del squirt.
La mujer puede mantener el pene adentro mientras tiene el orgasmo.
La mujer siente un orgasmo de más de 15 seg.

Recomendaciones:

Los orgasmos se pueden conseguir no solo con la penetración, se pueden conseguir por medio de sexo oral y anal, no olvides que puedes combinarlos, para lograr un mejor resultado.
Uso del condón.
Masturbar a la mujer para conocer sus puntos sensibles y así estimularlos en la penetración.
Estimular el clítoris antes, durante y después del orgasmo, así lo potencializas.