El alcalde de Alto Hospicio, Ramón Galleguillos, explicó sus dichos en contra del futbolista Emilio Rentería y aseguró que actuó de “buena fe”.

El líder comunal criticó la decisión de la ANFP de finalizar el partido entre San Marcos de Arica e Iquique, por insultos racistas contra el venezolano, y cuando el marcador era favorable a los ariqueños. “Basta que un negrito llore y se gana”, escribió en su cuenta de twitter. Dichos por los cuales el Instituto Nacional de Derechos Humanos presentará un oficio ante la asociación de municipalidades.

“Yo actué de buena fe. Le dije negrito con cariño y consideración y de que lloró, el hombre lloró. Hasta ahí llegó yo”, dijo en conversación con ADN Radio Chile.

“Si he causado incomodidad, un problema al señor Rentería, ya le he enviado más de una oportunidad mis disculpas. Pero esta es una opinión y he visto que en Chile no se puede opinar, porque le coartan la libertad de expresión a uno, garantizada constitucionalmente. Y eso está bien, no quiere decir que uno se aproveche de las circunstancias”, agregó.

Galleguillos también respondió a quienes lo criticaron, sobre todo en su cuenta de twitter. “Vea todas las groserías y descalificaciones, actitudes de racismo hacia mi persona, de discriminación y lo que es peor confunden un tema netamente de una opinión, con un tema político”, dijo.

“Como soy de la UDI y soy un alcalde, entonces con bombos y platillos hay que darle duro al alcalde, cuando yo la opinión la hice como Ramón Galleguillos, un ciudadano común y corriente que tributa en este país. Pero mezclaron la política con un tema deportivo y eso es grosero y eso nadie lo dice”.

“Hacen gárgaras con la democracia, y la democracia es esto, debatir, tolerar. Cómo voy a ser racista si en mi comuna tengo 110 mil habitantes y tengo cinco colonias de color”, cerró.

Fuente Diario Longino