(17:42 PM)
Desde 2009 arrastraba problemas de salud que siempre captaban la atención de la prensa ante la posibilidad de un funesto desenlace como el de hoy. En aquella ocasión fue un problema en la próstata que se arregló con una intervención quirúrgica.

Después vinieron los problemas respiratorios, que le ocasionaron mudarse a vivir a Cancún donde dejaría de utilizar un tanque de oxígeno que lo asistía en su respiración. Ya no podía caminar y por eso se le veía en una silla de ruedas.

Varias veces en Twitter se anunciaba la noticia de su muerte. En una de ellas, Javier Solórzano cayó en la trampa pero fue el propio Chespirito quien desmintió el anuncio en el programa de este periodista, en el cual mencionó que tenía problemas con el oído.

Así fue como su salud fue mermando en el último lustro hasta acabar con su vida que no parecía estar ligada a la producción televisiva.

chespirito_c[youtube url=»https://www.youtube.com/watch?v=N0TKhsDNCy0″ width=»560″ height=»315″]