Como una forma de aumentar los días de descanso de los trabajadores, la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados analiza eliminar feriados religiosos. La Iglesia Católica junto a la UDI mostraron su rechazo a la modificación legal.
Diputados de la Nueva Mayoría proponen eliminar cuatro de los quince feriados religiosos oficiales que actualmente están reconocidos en nuestro país. La modificación afectaría la conmemoración de San Pedro y San Pablo (29 de junio), Asunción de la Virgen (15 de agosto), Inmaculada de Concepción (8 de diciembre) y el Día de La Raza (12 de octubre), según publica El Mercurio.
Se trata de un proyecto de ley presentado el 10 de abril de 2013 por los diputados Osvaldo Andrade (PS) y Tucapel Jiménez (PPD), iniciativa que contó además con el apoyo de algunos parlamentarios de oposición, como los gremialistas Gustavo Hasbún y Carlos Vilches, la diputada RN Marcela Sabat y los congresistas de Amplitud Pedro Browne y Karla Rubilar.
La iniciativa apunta a suprimir algunos los feriados religiosos tomando en cuenta que los trabajadores los utilizan como día de descanso, más que conmemorar el motivo del feriado. Además, se agrega el hecho que el feriado se traslada para el lunes o viernes cuando la fecha corresponde a mitad de semana, por lo que tampoco cumpliría su propósito.
En esa línea, el diputado Jiménez sostuvo que “Chile tiene muy pocas vacaciones y muchos feriados. Somos de los países que tenemos menos y para eso es conveniente quitar cuatro días feriados y subir cinco días en las vacaciones”.
El objetivo, según los parlamentarios, es sumar días al feriado legal que les corresponde a los trabajadores, en reemplazo de las conmemoraciones religiosas. Dicho aumento, no obstante, se realizará en proporción a la cantidad de años de servicio del trabajador.

Fuente: BioBioChile