Hace unas semanas los consejeros regionales y el senador Fulvito Rossi se agarraron de las mechas por los medios de comunicación, donde el parlamentario le dio con todo a los integrantes del CORE por el tema de apoyo a los bomberos.
A mediados de noviembre pasado, ni los bomberos aludidos podían haber apagado el incendio originado entre Rossi y los integrantes del Core de Tarapacá.
“Los consejeros regionales creen que son dueños de la plata y no son dueños de los recursos del Estado que administran y más encima ¿sabes cómo se reparten muchas veces los proyectos?, porque aquí ha habido corrupción también, porque he recibido hartas denuncias de varios consejeros regionales que incluso en períodos anteriores cortaban la cola de los proyectos y eso lo sabe todo el mundo”, dijo a los medios Rossi.
A su vez, el presidente del CORE, el PDC Richad Godoy, respondió y aseguró que él mismo acompañaría al senador Rossi a los tribunales a estampar la denuncia.
Ayer, cuando en el centro no cabía un alfiler con tanta gente en compras navideñas, al correo de este medio pobre pero honrado, llegó una información del senador Rossi, donde aseguraba que en los próximos días entregará al Ministerio Público antecedentes sobre sobornos en la aprobación de concurso del FNDR, en la anterior gestión, pero en la denuncia no había consejeros regionales involucrados.
“El senador Fulvio Rossi salió al paso del mal entendido que produjeron sus declaración en un medio radial en las que señalo que existía corrupción en el Consejo Regional”, indica la nota de prensa.
Según explicó el parlamentario «quiero señalar que entregaré en los próximos días antecedentes al Ministerio Público que podrían revertir carácter de delito toda vez que habrían ocurrido solicitudes de soborno para la aprobación de un proyecto con recursos del FNDR, esto en el Consejo Regional anterior al actual” y agrega la nota que “quiero agregar que no involucran a Consejeros Regionales actualmente integrantes de esta administración”.