• Aunque parezcan inofensivos, el cotillón y la challa metálica causan graves problemas en el tendido eléctrico por el material que contienen.

Con el propósito de asegurar el suministro eléctrico en estas fiestas de fin de año, ELIQSA realizó un llamado a toda la comunidad a no lanzar bengalas de fantasía, más conocidas como cotillón o challa metálica, a las redes e instalaciones eléctricas.

Estos productos contienen fibra metálica, material conductor que al entrar en contacto con los cables genera cortocircuitos, provocando interrupciones en el servicio eléctrico y poniendo en riesgo la seguridad de las personas.
En la noche de Año Nuevo de 2014 se registraron en la Región de Tarapacá tres interrupciones de suministro atribuibles a esta causa. En total, 7.500 clientes vieron como sus celebraciones fueron interrumpidas por los cortocircuitos originados por el contacto del cotillón metálico con las líneas eléctricas.
Al respecto, Juan Carlos Gómez, gerente Regional de ELIQSA, afirmó que “queremos evitar posibles accidentes y cortes de suministro que puedan afectar a miles de personas para estas fiestas. Este año queremos hacer un llamado a las personas para que no utilicen estos productos cerca de las redes eléctricas”.

ELIQSA anunció que ha dispuesto de un plan de contingencia para atender las emergencias que puedan surgir durante estas fiestas, para lo cual se reforzará la dotación del personal y las Brigadas de Emergencia.

De la misma forma, se informó que el Call Center de la empresa (teléfono 600 600 22 33) reforzará su dotación, y las operadoras estarán capacitadas para enfrentar los diversos requerimientos de los clientes durante estas fiestas.
Además invitamos a la comunidad a contactarse con Eliqsa a través del canal de emergencia en twitter @ELIQSA_SOS, para sus consultas y requerimientos, disponible las 24 horas, todos los días del año.