Ni el Chapulín Colorado lo hubiera logrado, menos Batman preocupado por el Guasón, sino que los perritos del Servicio Agrícola y Ganaderos de detectar en autos usados el aterrador “chinche apestoso”, un insecto de origen gringo considerado en Chile lindo y querido como una plaga.
La información la entregó la caporal y heroína del SAG, Roxana Galleguillos y los equipos que conforman las Brigadas Caninas del SAG Tarapacá, lograron detectar a través de su capacidad “olfativa” en autos usados la presencia de insectos vivos de la plaga cuarentenaria Halyomorpha halys conocida comúnmente como el “chinche apestoso” .
Roxana Galleguillo explicó que los equipos caninos desarrollan su capacidad olfativa mediante la implantación de diversos aromas de productos de origen vegetal o animal, “sin embargo, este es un trabajo nuevo y muy valioso para el Servicio, por cuanto se están detectando insectos muertos y vivos, de una plaga que se caracteriza por expeler un olor particular, lo que ayudó a su incorporación dentro de los olores que forman parte del registro de nuestros canes”, acotó.

En este sentido, Galleguillo, relevó la acción de la Brican SAG Tarapacá, “por cuanto nos permitirá tener un método adicional no intrusivo de control de esta plaga, muy peligrosa para nuestra agricultura nacional, y que lamentablemente, ha iniciado su estacionalidad alta durante este período, ejerciendo presión de ingreso a través de autos, ropa y otros artículos usados que se internan al país a través de la zona franca.”, agregó.

Finalmente, la Directora Regional del SAG Tarapacá, señaló que los equipos caninos detectores de material orgánico del Servicio continuarán su entrenamiento, a objeto de perfeccionar esta herramienta de inspección no intrusivo, reconocida internacionalmente y con elevado desempeño, tanto en controles fronterizos aéreos, marítimos y terrestres; y que permite apoyar las funciones de fiscalización propias del SAG, con miras a respaldar el esfuerzo productivo y exportador del país.