La creación de la mayor constelación conocida de satélites para abastecer con Internet veloz y cobertura a millones de personas que no lo poseen, de eso se trata el increíble proyecto de Virgin Galactic, que está predestinado a cambiar el mundo.
El presidente de Virgin Atlantic, Richard Branson, anunció la siguiente etapa en la conquista del espacio. El magnate quiere que tanto Internet de alta velocidad, como la cobertura móvil estén disponibles en todo el mundo: en países del tercer mundo, en las zonas rurales de los países desarrollados y en las líneas aéreas.

Branson llevará a cabo el proyecto con la compañía de internet satélital OneWeb, que pertenece a Greg Wyler, el exdirector ejecutivo de Google Satellite. Oneweb lanzará satélites de 250 libras con ayuda de LauncherOne de Virgin Galactics, un cohete creado para situar la carga en órbita.

Según estiman los expertos, a una altura de 1.200 kilómetros el satélite será capaz de alcanzar una velocidad de 8 gigabits por segundo. Si el lanzamiento es exitoso, Branson planea enviar hasta 2.400 satélites. El proyecto costará alrededor de dos mil millones de dólares.

Branson espera que el histórico lanzamiento tenga lugar en 2017 y que cambie la vida de más de 3 mil millones de personas que por el momento no pueden disfrutar de las oportunidades que ofrece Internet.
Fuente RT