La siguiente campaña ha sido lanzada por la organización SunOfUs contra la marca Doritos, perteneciente a PepsiCo. Según lo denunciado, la firma compra anualmente 427.500 toneladas de aceite de palma para la elaboración del producto, producción que destruye los bosques tropicales.
La campaña narra la historia de amor de una pareja fanática del producto y su impacto al darse cuenta que la selva tropical a la que habían ganado un viaje está devastada por la extracción de aceite de palma.

No obstante, la firma salió a desmentir las acusaciones; “PepsiCo ha declarado en repetidas ocasiones que estamos absolutamente comprometidos con alcanzar el 100% del aceite de palma de fuentes sostenibles en el 2015 y cero deforestación en nuestras actividades. La campaña es solo ficción y no se basa en hechos, no hace nada para promover el diálogo positivo o afectar el cambio positivo”.

[youtube url=»https://www.youtube.com/watch?v=O9SNYr9quFM» width=»560″ height=»315″]