Sebastián Dávalos y Natalia Compagnon, hijo y nuera de la Presidenta Bachelet, renunciaron al Partido Socialista en medio de los cuestionamientos por el denominado caso “Nueragate” y por la investigación que realizaría el Tribunal Supremo de la colectividad tras un requerimiento solicitado por el ex timonel de la tienda, Gonzalo Martner.

La salida de ambos militantes fue confirmada por el presidente del PS, Osvaldo Andrade, quien señaló que la renuncia debe ser confirmada por dicha instancia partidista.

“Quiero señalar e informar que doña Natalia Compagnon Soto y don Sebastián Dávalos Báchalet me han enviado vía escrita sus renuncias al Partido Socialista. Yo quiero agradecer este gesto, es un buen gesto”, dijo el también diputado oficialista.

La carta enviada el pasado 25 de febrero por la nuera y el hijo de la Mandataria a la colectividad señala que “ante la inquietud que existe entre algunos militantes del Partido Socialista de Chile por los cuestionamientos de que he sido objeto en las últimas semanas, vengo a presentar mi renuncia al Partido Socialista de Chile”.

“El Partido Socialista ha sido en el pasado, y estoy cierto, seguirá siendo en el futuro un instrumento fundamental para el desarrollo político chileno. Enfrentaré este difícil momento con tranquilidad y con esta acción espero que nadie pueda aprovechar circunstancias para enlodar una historia digna de lucha por Chile y su gente”, añadieron ambos implicados en el caso.

Dávalos presentó en febrero pasado su renuncia a la Dirección Sociocultural de La Moneda, luego de ser cuestionado por asistir a una reunión con el vicepresidente del Banco de Chile, Andrónico Luksic, para gestionar un crédito de $6.500 millones para la empresa Caval.

El requerimiento solicitado por Martner buscaba establecer eventuales faltas al código de ética, luego que a la empresa de la que Compagnon es dueña del 50% se le otorgara el millonario crédito, esto tras sostener un encuentro personal con Luksic.

El crédito otorgado a Caval era para adquirir tres predios agrícolas en la comuna de Machalí, en la Región de O’Higgins, con la intención de comercializarlos una vez que se modificara el plan regulador de la zona, el cual está en trámite desde 2013, y que permitiría que, de uso rural, pasara a uso urbano, lo que implicaría la elevación de su valor.

Este punto abrió una arista en el municipio de Machalí, que inició un sumario por el presunto traspaso de información privilegiada hacia Caval por parte de funcionarios de la Dirección de Obras, correspondiente a detalles del estudio para el cambio de uso de suelo de los terrenos implicados.

A su vez, la municipalidad puso a disposición del Ministerio Público los antecedentes, indicando que “la profesional Cynthia Ross Wiesner –la arquitecta que fue contratada por el municipio– efectuaba estudios de mercado que beneficiarían a los potenciales vendedores y compradores de los predios mencionados”.

Por su parte, el Tribunal Supremo del PS resolvió, luego de una sesión extraordinaria realizada el viernes, iniciar un “oficio para investigar los hechos que permitan establecer si en ellos se infringieron los Estatutos, Declaración de Principios y Reglamentos Internos del PS de Chile”.

Por tal motivo, se ordenó iniciar las primeras diligencias, pero “resguardando los derechos de los denunciados, adoptando medidas que permitan el respeto al principio de bilateralidad de la audiencia”.

 

El Mostrador