El recinto depende de la Cárcel de Alta Seguridad (CAS) y cuenta con una capacidad máxima de 15 personas, albergando hasta antes del dictamen de este sábado a ocho reos que son custodiados las 24 horas por un gendarme.
Los seis imputados en el Caso Penta, entre los que se encuentran los dueños del holding, Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín, ya se hallan en el anexo Capitán Yáber, en donde cumplirán la medida cautelar de prisión preventiva dictada por el Octavo Juzgado de Garantía.

El recinto depende de la Cárcel de Alta Seguridad (CAS) y cuenta con una capacidad máxima de 15 personas, albergando hasta antes del dictamen de este sábado a ocho reos que son custodiados las 24 horas por un gendarme.

Además, las celdas cuentan con un camarote cada una, por lo que en algunos casos los reclusos no las compartían. Sin embargo, la llegada de los controladores de Penta y del ex subsecretario de Minería, Pablo Wagner, de los ex gerentes Hugo Bravo y Marcos Castro, que se suman a Iván Álvarez, quien ya estaba internado en el penal, obligó a que los internos fueran reacomodados.

El régimen interno consiste en que a las 08:30 horas los reclusos deben tomar desayuno y luego tendrán un tiempo para estar fuera de sus celdas, contando también con el apoyo psicológico para que puedan asimilar la situación en la que se encuentran.

Los reos podrán realizar también actividades recreativas como jugar pool, hacer ejercicios y ver televisión.

[youtube url=»https://www.youtube.com/watch?v=G7kWsGamB-Y» width=»560″ height=»315″]

El Mostrador/CNNChile