Mientras en Santiasco le echan tierra a la arista SQM de las platas mal habidas para las campañas políticas de integrantes de la Nueva Mayoría y la Alianza, en Iquique la decisión de querellarse contra quienes resulten responsables por la entrega, a la fundación “Casa Abierta”, ligada al senador Fulvio Rossi chocaba con un frontón, ya que el consejo regional no tiene la potestad para presentar el recurso judicial, sino el Intendente Cartes, cercano al senador socialista.
Esta determinación, avalada por el asesor jurídico Juan Enrique Silva, motivó la molestia del consejero Jorge Soria Macchiavello, que en la misma sesión anunció su posible renuncia al cargo si la querella no es presentada por el Gobierno Regional.
“Acá se va a intentar a toda costa no llegar a los tribunales, nosotros estamos por un mandato popular sentados acá en esta mesa, somos la primera camada de consejeros regionales elegidos democráticamente”, afirmó el Core Soria.
Para Soria Macchiavello, la decisión de esperar que el equipo jurídico del Gobierno Regional estudie la querella, es una “cortapisa”.
“Espero que con esta presión que estoy haciendo, el señor Intendente pueda recapacitar, ya que acá las llamadas para presionar han venidos de la misma primera autoridad regional, Mitchel Cartes, para que esta querella no se realicé. Por lo tanto ha habido presión a mis colegas”, acusó el Soria Macchiavello.
CARTES
En relación a la actitud del consejero Jorge Soria Macchiavello de abandonar el Core mientras no se envíe la querella, dijo que “es una decisión personal que está tomando el consejero”.
El noviembre del año 2013, bajo el mandato de la ex intendenta Luz Ebensperger, la fundación “Casa Abierta” que lidera el senador Fulvio Rossi recibió como 18 millones de pesos como aporte, hecho que es considerado, por una parte de los consejeros regionales, como irregular.

[youtube url=»https://www.youtube.com/watch?v=kJI9ELYs5f4&t=12″ width=»560″ height=»315″]