Juan Barros Madrid fue obispo de Iquique desde fines del año 2000 hasta noviembre del 2004, cuando es nombrado Obispo Castrense de Chile lindo y querido. Durante estos años Barros ha sido acusados por víctimas del cura cochino, Fernando Karadima, de haber sido testigo de los abusos a los que fueron sometidos, pero el nuevo obispo osornino ha negado el hecho argumentando que ahora no es amigos ex párroco.
Ayer, el ingreso de Barros Madrid a la catedral San Mateo de Osorno fue en medio de manifestaciones en contra y favor de su designación. Por una parte a grito pelado lo cuestionaban como “encubridor” de Karadimas y sus cochinadas, mientras que otros más teclitos, según informa los medios, aprobaban su llegada.
A la asunción de Barros asistieron poquitos curas, lo que demostraría que su figura no es bien recibida por todo el clero, entre ellos estaba el actual Obispo de Iquique, Guillermo Vera Soto.
Barros Madrid, en su paso por Iquique no dejó buenos recuerdos, especialmente entre los habitantes del poblado de San Lorenzo de Tarapacá. Otra cosa particular de ex obispo fue su gusto por aparecer en los medios de comunicación, en especial en la televisión local, donde manejó influencias en el canal municipal.

Foto LUN.
Foto LUN.
[youtube url=»https://www.youtube.com/watch?v=4zAGG2eTxh8″ width=»560″ height=»315″]