Claudia Pascual, ministra del Sernam, ante la terrible detención sufrida por una mujer de 25 años que se habría practicado un aborto, en la ciudad de Calama, expresó su solidaridad con la joven, señalando que como Ministerio estaban “preocupados por su estado de salud, y la difícil situación que vivió estando hospitalizada y luego detenida en el Hospital de Calama por haber recurrido a una práctica de aborto”.

Ante esta trágica situación vivida por la mujer, quien fuera asistida en el Hospital Carlos Cisternas de Calama y desde donde se efectuó la denuncia a Carabineros, la ministra Pascual afirmó que “estas situaciones son las que hacen necesario que tengamos un debate serio, con altura de miras y tomando en cuenta las recomendaciones que diversos órganos internacionales han formulado al Estado de Chile en relación con la vulneración de derechos que afecta en específico a las mujeres, al estar penalizada la interrupción del embarazo en nuestro país”.

Por último, resulta importante señalar que el espíritu del proyecto de ley presentado en el Congreso acerca de esta problemática, pretende que la confidencialidad sea superior al deber de la denuncia por parte de los profesionales de la salud que se enfrenten a estos casos y con ello, la idea es ocuparse principalmente por la salud general de la mujer y no por sus responsabilidades penales.

El Ciudadano