La Universidad de Nueva York realizó una serie de estudios sobre los efectos del sexo “casual” y llegó a la conclusión de que puede ser beneficioso para la salud.

Sin embargo, más allá de los aspectos positivos es necesario destacar la importancia de utilizar métodos de protección para evitar enfermedades y embarazos no deseados.

Según los especialistas, el principal resultado de un encuentro ocasional es el aumento en la autoestima de la persona. Todos nos sentimos bien con nosotros mismos después de una conquista.

Por otro lado, una aventura es una oportunidad para explorar nuevos territorios y aprender cosas nuevas. Aseguran que se llega a los mejores orgasmos.

Además, los involucrados cuentan con el beneficio de no tener que ligarse emocionalmente con la otra persona. No todo es amor, también se puede disfrutar del sexo puramente por placer físico.

Por último, el estudio asegura que el sexo casual sirve para tomar mejores decisiones a la hora de elegir parejas a largo plazo. Mientras más conocemos, menos errores cometeremos.

Fuente: Informe 21