En una entrevista concedida a TVN, la Presidenta Michelle Bachelet insistió en que no estaba al tanto del polémico negocio inmobiliario que impulsó la empresa Caval, donde participa su nuera Natalia Compagnon y su hijo Sebastián Dávalos estuvo involucrado a partir de una reunión con Androniko Luksic durante la gestión de un crédito para concretarlo.

“No sabía que la empresa Caval, donde mi nuera es socia con otra persona, estaba en un negocio de esta naturaleza. Dije la verdad en su momento y lo reitero”, aseguró. “Uno está ocupada todo el día y viaja mucho. Veo muy poco a mi mamá y a mi familia en general, y cuando hay la posibilidad de verlos lo que hago es invitarlos a almorzar o a comer, yo preparo la comida, sirvo y lavo los platos y retiro la mesa. Y cuando estamos en ese ratito conversando, y como yo he pedido que no hablemos de trabajo porque es el momento de estar en familia, de lo que hablamos es de la familia”, explicó.

La Presidenta evitó referirse al caso que está siendo investigado por el fiscal Luis Toledo. No voy a emtir juicios a este respecto. Hay una investigación en curso y la Fiscalía determinará si hay algún delito o algún hecho inadecuado.Habrá un momento, después de que termine el proceso de investigación, donde podré hablar más abiertamente de este tema”, afirmó.

Michelle Bachelet vovió a hacer alusion al rumor en torno a que habría pensado en renunciar, que descartó de manera tajante la semana pasada. “Hay personas que emiten juicios de manera irresponsable, por un lado, o emiten comentarios o dan información que no es cierta”, dijo.

La Jefa de Estado insistió además en lo que el Gobierno ha venido diciendo en relación a que no patrocinará ningún acuerdo político que implique impunidad en las investigaciones judiciales por corrupción. No estoy por un arreglín y eso es definitivo.Liderazgo para arreglines no voy a llevar adelante”, dijo.

Sobre la renuncia de su hijo al cargo que ejercía en el Gobierno, aclaró que “Me pareció que era importante que renunciara. Creo que era lo que había que hacer” y respecto al negocio impulsado por Caval admitió que “no estoy de acuerdo con la especulación inmobiliaria”. La Presidenta enfatizó que se considera “una persona honesta” y que “nunca he aprovechado el cargo”

Sin embargo, reconoció que anímicamente, los acontecimientos recientes la han afectado. “Obviamente estoy golpeada por lo que ha pasado.Ha sido duro como mujer, como madre y como Presidenta”, concluyó.

Fuente: El Mostrador