JCN

Las promesas de un centro asistencial de salud para la comuna de Alto Hospicio comenzaron hace casi quince años, cuando el Presidente Ricardo Lagos ofreció un hospital, que al cabo de un tiempo se concretó como un recinto básico de urgencias (HBU), es decir un consultorio primario más amplio.
Luego el 2009, en plena campaña presidencial, Sebastián Piñera entre sus promesas electorales venía la habilitación de un Hospital con todas sus características para la comuna de Alto Hospicio. Asumió el Gobierno, y en mayo del año 2010, el ex ministro de Salud, Jaime Mañalich, reiteró la promesa presidencial de concretar un Hospital en Alto Hospicio.
TIPO DE HOSPITAL
Ese año Mañalich igual dejó claro que el plazo definido para materializar esta obra dependerá del tipo de hospital que se construya.
“Si hacemos un hospital en obra gruesa, construido al lado de este centro de salud familiar, estamos hablando de un horizonte de 4 años, que es lo más rápido que se puede construir un hospital». No obstante, el jefe de la cartera de Salud explicó que «están apareciendo modalidades diferentes que pudieran acortar ese lapso”, afirmó el 2010 a los medios Mañalich.
HOSPITAL DE VERDAD
Dos años después el ministro de Salud, Jaime Mañalich, afirmó que “debiera iniciarse la construcción a fines del 2013, contará con 240 camas, servicio de urgencia, maternidad, entre otros, invirtiéndose casi 60 millones de dólares”.
Un año después, el 2013, el ministro de Desarrollo Social, Joaquín Lavín, de visita en la vecina comuna puntualizó que “Hospicio está creciendo mucho, y se merecía un hospital de verdad, donde pudieran nacer los hospicianos”.
“Requiere de una inversión de 90 millones de dólares, de los cuales 70 millones son para la construcción y 20 para el equipamiento de última generación. Es una carrera contra el tiempo para que sea una realidad al 2015”, señaló el ministro Joaquín Lavín.
CUATRO EMPRESAS
En enero del 2014, a dos meses de terminar el Gobierno de Sebastián Piñera, la ex directora de Salud, la doctora Adriana Tapia, anuncia que cuatro empresas presentaron ofertas para la construcción del Hospital de Alto Hospicio: OHL S.A., Pixels, Sacyr Chile S.A. y Corsam Ciorviam.
En mayo del año pasado, la Contraloría que ratificó irregularidades en el proceso de licitación para la construcción del Hospital de Alto Hospicio, lo que frena el proyecto.
“Descartaron a dos empresas constructoras que estaban cobrando mucho menos. Una de ellas, siete millones de dólares menos para la construcción del hospital. Se adjudicó la propuesta más cara, dejando fuera de juego a dos que tenían propuestas económicas mucho más interesantes”, señaló a los medios en esa oportunidad el diputado Gutiérrez.
TIEMPO RÉCORD
Bueno después de dimes y diretes políticos entre uno y otro bando de la Nueva Mayoría y la Alianza, hace tres semanas, el intendente Mitchel Cartes anuncia que las obras del nuevo hospital se iniciarán en el año 2016, ya que en “tiempo récord” se obtuvo la recomendación favorable (RS) para el proyecto que entrega el ministerio de Desarrollo Social.
Pero el balde de agua fría vino tras la Cuenta Presidencial del 21 de mayo, cuando, a las horas después la actual ministra de Salud, Carmen Castillo, afirmó que en el programa de construcciones de hospital del Gobierno, el proyecto de Alto Hospicio se aplazaba para el año 2018.
NO ESTAMOS PARA LA CHACOTA
Esto originó la molestia del alcalde de Alto Hospicio, Ramón Galleguillos, que en la edición de ayer de La Estrella de Iquique deja clara su molestia por el atraso.
«Este hospital era la alternativa ideal para la atención, porque va a prestar apoyo a todas las comunas del interior de Tarapacá, entonces cuando me dicen que se retrasan las obras, derechamente yo digo que corten el leseo, no estamos para esto y, reitero, en la cronología el hospital debía comenzar a construirse en un año, que ya pasó, y se atrasó nuevamente. No estamos para la chacota», dijo el alcalde hospiciano.