Profesionales desplegaron esfuerzos y operativo para salvar  un bebé.

Apenas 26 semanas de gestación, tiene la pequeña Sofía Ignacia y cuya madre fue atendida en un parto prematuro por el equipo de profesionales que se desempeñan en el Servicio de Atención Primaria de Urgencia del Consultorio Pedro Pulgar de Alto Hospicio.
La emergencia se generó en la madrugada de este miércoles, cuando una menor identificada como Noelia G.R., de 15 años, ingresó al SAPU “Pedro Pulgar” con síntomas de parto. “Le controlamos los latidos, la madre pujó y comenzó a nacer el bebé prematuro con 26 semanas de gestación. En un primer momento el equipo que asistió el parto y debido al tiempo de desarrollo pulmonar y fetal de la guagua, pensamos que nacería muerta, sin embargo, nos sorprendió con un llanto firme y fuerte. Tras chequearla y asistirla, decidimos inmediatamente trasladarla a ella y su madre al Hospital de Iquique, cubriendo a la pequeña con frazadas térmicas, pues pesó apenas 700 gramos. El parto y el proceso de traslado se concretó en excelentes condiciones. Los esfuerzos desplegados por el equipo de salud del Sapu permitieron mantener con vida a la pequeña. Nosotros la denominados como ‘Milagros’, pues realmente eso fue lo que ocurrió con su nacimiento”, aseguró Bárbara Morales, enfermera del turno del recinto asistencial hospiciano.

Muchas de las pacientes no alcanzan a llegar a los centros asistenciales dotados de maternidad en Iquique, lo que nos ha obligado a planificar la implementación de recursos tales como incubadora o cuna radiante, por ejemplo, para los traslados de recién nacidos”

En esa misma línea, el director del consultorio Pedro Pulgar, Glen Lizardi, explicó que se atienden en promedio dos a tres partos mensuales en el SAPU del recinto, cifra que reafirma la urgencia de contar con un hospital dotado de maternidad, iniciativa que se encuentra contemplada en el proyecto que impulsa el Ministerio de Salud. “La demanda de atención de partos es cada vez más creciente, producto además del aumento de la población en Alto Hospicio. Muchas de las pacientes no alcanzan a llegar a los centros asistenciales dotados de maternidad en Iquique, lo que nos ha obligado a planificar la implementación de recursos tales como incubadora o cuna radiante, por ejemplo, para los traslados de recién nacidos”, dijo.
El médico jefe del servicio de Neonatología del Hospital de Iquique, Oscar González informó que pese al riesgo que presenta por ser prematura, la bebé se encuentra en buenas condiciones. “Un nacimiento de 26 semanas, con 705 gramos de peso siempre es una situación de riesgosa, pero felizmente contó con un equipo de apoyo profesional que actuó de manera adecuada frente a la emergencia”.
Desde la madrugada del miércoles la pequeña recibe atención en la UCI neonatal del hospital regional, donde deberá permanecer hasta que logre un peso cercano a los 2 kilogramos.