Casi 5 mil firmas han reunido en la Plaza Mall Condell de Iquique glorioso para pedir anular la Ley de Pesca, que a juicio de la Comisión Nacional por la Defensa del Patrimonio Pesquero de Chile debe derogarse ante los cuestionados pagos que habrían recibido algunos honorables parlamentarios. La pega es mucha, hay que juntar 300 mil para enviralas a La Moneda.
En Iquique un grupo de compañeros rogelios se instalaron en la plaza iquiqueña. El caso tiene por las cuerdas al senador UDI, Jaime Orpis, quien recibió pagos durante varios años de la empresa Corpesca.