ELIQSA, como empresa que distribuye energía eléctrica en Iquique, Alto Hospicio, Pozo Almonte, Pica y Huara, desarrolla planes de acción para mejorar la continuidad y calidad de suministro.
En el mercado eléctrico es complejo e intervienen diferentes actores que componen el Sistema Integrado del Norte Grande.

Eliqsa forma parte de esta cadena en el sector de la distribución eléctrica en las zonas urbanas y rurales de la Región de Tarapacá. También existen otros actores como las empresas generadoras de energía y las empresas de transmisión, que transportan los grandes bloques de energía desde las generadoras a los centros de consumo.
Durante esta jornada la Superintendencia de Electricidad y Combustibles, SEC, citó a representantes de Transelec, E-CL, Transemel y Eliqsa, empresas que operan en la región de Tarapacá. En la oportunidad indicó que en promedio una familia de la región de Tarapacá ha percibido 9.5 horas sin suministro eléctrico durante los primeros cuatro meses de 2015.
También informó que 74 por ciento del tiempo promedio que afecta a una familia de la región, se explica por causas que no son atribuibles a la responsabilidad de la empresa distribuidora (ELIQSA), cuyo origen corresponde a fallas en el Sistema Interconectado del Norte Grande, desconexiones en líneas de transmisión y choques a postes en centros urbanos. Hasta la fecha, Eliqsa registra 77 postes chocados en Iquique, Alto Hospicio y Pica.
Son los factores externos los que más han afectado a los consumidores finales, donde el sistema de transmisión de alta tensión contribuye con el 42% del tiempo que un cliente está sin servicio, seguido por un preocupante aumento de accidentes de tránsito que aportan un 35% adicional de casos debido principalmente a vehículos que se salen de la calzada y dañan a los postes del tendido eléctrico. El tiempo restante, corresponde a fallas efectivamente ocurridas a nivel de la red de distribución de Eliqsa, que alcanzan al 23% del total, que en los 4 primeros meses del año no superan 2,5 horas de interrupción de suministro, lo que equivale a un tiempo de disponibilidad del servicio de distribución del 99,9% del tiempo.