Hace unos diez años varios servicentros del país y de Iquique glorioso, con la chiva de combustible más barato adoptaron el autoservicio, donde se hacia la pega que antes hacían los “bomberos”. Muchos tomamos la medida en forma natural, pero un cartelito pegado en una estación de servicio de este mundo consumista y colgado en Facebook, nos hizo entrar en razón, por siguiente:
“¿Porqué trabajas gratis para las gasolineras echando tu mismo la gasolina? ¿Tienes el carnet de manipulador de productos inflamables? ¿Y si te derramas el combustibles sobre la ropa o el calzado, quien te lo paga?”, tres preguntas de fácil respuesta que tú debes dar.
Más adelante el cartelito indica que “despidieron a los empleados y ahora lo haces tu gratis y con riesgos”.
“Mientras pueda solo repostaré en gasolineras con empleados en los surtidores. Cuanto más seamos antes ayudaremos a crear puestos de trabajos”.
Ahora la pregunta final, entre nosotros ¿Por cinco pesos menos por litro vale la pena ir a los servicentros a hacer fácil la pega a las empresas distribuidoras de combustibles?