Algunos usuarios de la red Twitter en su afán de lograr más seguidores o ser más populares, no encuentran algo mejor que copiar los chistes y situaciones graciosas de otros, para hacerlas propias.
Si bien no es delito alguno, al menos es una práctica que recibe más de 25.000 reclamos por parte de los verdaderos creadores de bromas y ante ello, Twitter ha comenzado a tomar medidas.
La red social ha empezado a eliminar tuits de chistes que hayan sido robados a sus autores originales usando las normas sobre el derecho de autor para combatir el plagio de chistes escondiendo de los timeline los tuits que han sido reportados como robados.
El plagio se basa en que un usuario lee un mensaje gracioso que otro creo, lo toma, lo replica sin dar crédito alguno y consigue un par de followers a los que les hizo gracia el chiste.
Twitter, ahora incluirá una alerta, tal como se muestra en la foto que ilustra esta nota, para quienes infringan esta norma que se basa en la política de derechos de autor de la red social y que le da 10 días al acusado de plagio para responder por ellas.
Twitter acoge la mayoría de los reclamos basados en copias de videos e imágenes con derechos de autor y ahora procederá con las bromas robadas lo que valida aquélla frase de «chiste repetido..sale..»

Internet