Unos labios gruesos y carnosos son vistos como símbolo de sensualidad y potencial erótico, pero en el caso de las mujeres expresaría que quienes poseen ese rasgo, posen más probabilidades de tener orgasmos.

Según un estudio de Stuart Brody, profesor de psicología especializado en conducta sexual de la Universidad de Escocia, el tamaño del labio superior de una mujer estaría directamente relacionado con sus orgasmos; es decir, a mayor grosor, mayor es su capacidad orgásmica.

El autor explicó que la clave está en un pequeño punto que se encuentra en la línea media del labio superior que se forma en la semana 17 del proceso de gestación, y que en el proceso de su formación también se afecta a los circuitos neuronales y se predice el comportamiento sexual futuro.

La investigación fue publicada en la revista especializada de salud Journal of Sexual Medicine y consistió en el análisis de los rasgos faciales de más de 250 mujeres, a las que se les evaluó su comportamiento con relación a los orgasmos vaginales.

El estudio remarcó que los labios abultados deben ser naturales para asegurar un ejercicio orgásmico óptimo, pues la aplicación de botox -por ejemplo- modificaría el rendimiento sexual de la mujer.

Si bien los resultados de esta investigación todavía generan controversia, lo cierto es que una mujer con labios carnosos siempre será considerada sexy, y ello relacionado a su potencial en el arte amatorio.
Informe 21