Más de 110 estudiantes, profesores y apoderados de la región de Tarapacá participaron en el Encuentro por la Educación Técnico Profesional que se realizó en el Liceo Bicentenario Minero Juan Pablo II de Alto Hospicio y que fue organizado por el Mineduc.
La convocatoria, que se inició con la pregunta ¿Cuál es la Educación Técnica que soñamos?, permitió que las comunidades educativas vinculadas a esta modalidad, dieran a conocer sus planteamientos y propuestas sobre la educación técnica.
Cristian Lincovil, asesor de la secretaría ejecutiva de Formación Técnico Profesional del Mineduc explicó el objetivo de este encuentro. “El objetivo es recoger las opiniones, inquietudes, deseos e intereses de los estudiantes, docentes, apoderados y comunidad educativa en general, en el proceso de desarrollo de esta política educativa. Y que no sea una política desarrollada entre cuatro paredes que nunca fue consultada ni conversada con nadie sino que más bien sea una política educativa de la que los ciudadanos son parte”.
Andrés Soffia, coordinador ejecutivo de la Unidad de Inclusión y Participación Ciudadana del Mineduc destacó la importancia de la participación ciudadana. “Esta política de Educación Técnico Profesional junto con la de Educación Parvularia que parte este semestre, son los proceso participativos que realmente buscan insumar la política desde un enfoque ciudadano (…) Entonces es una política educativa que se construye colaborativamente entre la autoridad política, los técnicos que están implementando la política y la mirada ciudadana que son los que viven la política técnico profesional”.
El seremi de Educación Francisco Prieto relevó el rol de los técnicos en el desarrollo de la región. “En Tarapacá son más de 3.800 los estudiantes de la educación técnica profesional y sin lugar a dudas, ellos contribuyen en los procesos de desarrollo minero, industrial, comercial y turístico de la zona. Por eso es importante que la educación técnica responda a los desafíos que vive la región, es decir, que los estudiantes reciban formación que les permita adquirir las competencias y habilidades para lograr un empleo bien remunerado y con expectativas laborales”.
Dilan Muñoz, ex estudiante de la carrera de Mecánica Automotriz del Liceo Bicentenario Minero Juan Pablo II de Alto Hospicio contó cómo logró llegar a trabajar en una empresa minera. “Participé en el programa Aprendices y aprendí bastante en el área de la minería, como procedimientos y seguridad. Hoy estoy operando un camión y es una gran responsabilidad. Es muy bonita la experiencia y no se le da a cualquiera, por eso si le llega, hay que saber aprovecharla, destacarse siempre, todo es posible porque todo depende de uno”.
Los encuentros por la Educación Técnica Profesional se desarrollarán durante septiembre y octubre en todas las regiones del país y finalizarán con la construcción de un mural que sintetizará cuál es la educación técnica que soñamos.

Comunicado