Preocupación hay entre algunas autoridades locales por el futuro que podría tener el terreno que ocupa el actual cuartel de la conocida Bomba España, sitio donde fueron velados los restos de Arturo Prat el 21 de mayo de 1879.

El histórico recinto es de propiedad del Casino Español y entregado hace más de cien años a los Bomberos, pero la situación cambió en los últimos años donde las directivas de la beneficencia han solicitado a los voluntarios devolver el edificio.
Esta situación ha originado molestia y fricciones entre ambas instituciones, donde Bomberos acusa que nunca han recibido apoyo económico del casino, incluso se está germinado la idea de cambiar el nombre de la compañía de “España” a “Bomba Chile”, según informan fuentes ligadas a los voluntarios iquiqueños.
El hecho que podría dejar a Iquique sin un importante patrimonio histórico, que no es Monumento Nacional, originó preocupación entre ex autoridades políticas y parte del Consejo Regional.
Según el Core Isidoro Saavedra, el terreno del cuartel y el local vecino (por calle Bolívar), estarían en la mira de una empresa constructora para construir en el lugar un edificio de oficinas.
“No podemos perder nuestro patrimonio, cuando el viejo cuartel de bomberos ni siquiera tiene protección por su valor en la historia de nuestro país. Por eso vamos a promover convertir el edificio en Monumento Nacional y frenar cualquier intento de demolerlo y construir un edificio”, precisó el core Isidoro Saavedra.
Otra cosa que llamó la atención de varios transeúntes, fue que la placa que recordaba que en lugar se habían velados los restos de Arturo Prat había sido retirada. Pero, según la información entregada por los mismos voluntarios, la placa no está en su lugar, porque se ampliarían las puertas de ingreso para los carros bombas.
Por un carril diferente va el proyecto de la Bomba España trasladar el cuartel a un terreno del sector sur de Iquique. Hecho que se podría apurar por la situación que vive, es decir con la petición de devolver el recinto al Casino Español.