El concejal gremialista Felipe Arenas solicitó en el último consejo quitar la calidad de Hijo Ilustre, otorgada hace diez años, al ex obispo de Iquique, Marco Ordenes. El religioso renunció a su cargo en octubre del 2012, cuando fue acusado por abusos sexuales e investigado por la Fiscalía. En la próxima sesión se indicaría el mecanismo legal para quitarle la calidad de Hijo Ilustre al curita que ahora vive en Perú.

Para el concejal Arenas, no correspondería que el ex obispo mantenga el titulo junto a otras personas “que si han dejado en alto el nombre de la ciudad de Iquique”.

Felipe-Arenas
“Es impresentable que una persona que estaba siendo investigada como eventual autor de delitos sexuales (…) mantenga un título tan noble».

“Es impresentable que una persona que estaba siendo investigada como eventual autor de delitos sexuales (…) mantenga un título tan noble y otras personas que han representado a Iquique, tanto a nivel nacional como internacional o que han dejado un legado para nuestra ciudad, estén en la misma categoría que él (Ordenes)”, precisó el concejal Felipe Arenas.

La propuesta de Arenas tendría un “buen clima” al interior del concejo, para lo cual se dejó la tarea al abogado municipal de buscar el mecanismo para quitar la calidad de Hijo Ilustre a Marco Ordenes.

“Ayer (miércoles) se iba a votar esto, no había una forma legal establecido. No se sabía cómo, ya que nunca en la historia de Iquique a un Hijo Ilustre se le quitara la categoría. Por lo tanto, el abogado de la Municipalidad va a buscar un mecanismo y en la próxima sesión, cuando se defina los Hijos Ilustre de este año, se va a ver la forma de quitarle la calidad al ciudadano Marco Ordenes”, señaló el concejal Felipe Arenas.