Fotos Roberto Miranda (Migraña)

Desde la emisión del programa “Manos A Fuego” de Chilevision, el 18 de agosto, pasado Camila Adaros Ochoa la vida le cambió del cielo a la tierra, pero le cambio para bien y, en algunos casos para mal.  Después que quedara como la polola engañada en todo Chile por su (ahora amigos), Bastián.

Desde el momento que Camila apareció en las pantallas del canal de TV de Santiasco, le llegaron invitaciones y regalos. “Lo más extraño fue que me invitaron a recorrer Iquique en limusina”, recordó la protagonista de Manos al Fuego.

“Claro que me eché encima a toda la familia de Bastián. Lo mínimo que me decían que para qué había hecho eso de llevarlo al programa”, relató Camila.

camila 4
Reconoce que se siente bien que la gente la recuerde y diga “ahí va la niña que salió en la tele”.

 

Uno de los pasajes menos conocidos es como la joven (23) llegó al programa de TV.

“En el verano caminaba con una amiga por la Plaza Prat y dos mujeres se son acercan. Nos buscan conversación y de pronto una de ellas me pregunta ¿tiene pololo? Sí respondo y altiro viene la invitación ¿te gustaría saber si te engaña? Luego de un momento le dije que sí. Y ahí se identificaron que eran del programa Manos al Fuego”.

camila 2
“Lo más extraño fue que me invitaron a recorrer Iquique en limusina”.

 

Camila recordó que la invitaron al hotel Prat, pero que su amiga no pudo acompañarla. “De repente veo bajar a camarógrafos, sonidistas y productores. Me suben a una Van y nos vamos a la playa.  Durante el trayecto me van guiando que debo hacer para llamar a Bastián”.

Lo demás es conocido. Camila es estudiante de enfermería. Si bien nació en Antofagasta, se considera iquiqueña. “Llegué acá de seis meses”. Reconoce que se siente bien que la gente la recuerde y diga “ahí va la niña que salió en la tele”.

camila 3