No le tembló la mano (a diferencia con los “wasaperos”), a la intendenta Claudia Rojas para darle la PLR a Gonzalo Prieto de la Gobernación, después de varios desaciertos del joven hospiciano que hoy quiere perder plata postulándose para ser alcalde de Alto Hospicio.

La jefa de la Intendencia, cual Caperucita no le tuvo miedo al poder de Guido Girardi del PPD, que desde Santiasco mueve algunos hilos de algunas autoridades regionales (cosa que parece normal), pero que Claudia Rojas se metió en el bolsillo.

Un buen libro de cabecera para los políticos locales y especial para los Cores, que esperen sentaditos que Caperucita hará cambios, mientras el lobo le muestra los dientes de leche al sólido Ramón Alberto.