Innovar en el negocio de las cafeterías parece difícil, especialmente con jugadores poderosos, sin embargo, algunas empresas encuentran el modo de hacerlo, aunque sea de manera controvertida.

 

Es el caso de la empresa Bikinis Beans Espresso cuyo distintivo principal es que la mayoría de su personal es femenino además de que sus baristas atienden a los clientes vistiendo únicamente bikinis.

 

Esta propuesta nació en Arizona, donde hay dos locaciones, aunque su surgimiento en 2014 recibió críticas: De acuerdo a ABC hay quienes consideran que el concepto es degradante para el género femenino.