Por ADOLFO VARGAS JOFRE*

 

Muchas frases para el bronce dijo en sus 17 años de gobierno dictatorial Augusto Pinochet Ugarte, quien después de aprobar la Constitución de 1980 y donde fijaba el itinerario que culminó con el Plebiscito de 1988, dijo que su gobierno no era “una dictadura, sino que una dictablanda”.

Hoy, cuando en el Congreso, en los medios de comunicación, en los Ministerios de Educación y Hacienda, en el Colegio de Profesores, en las universidades y cuánto lugar se pueda, se discute por una educación universitaria gratuita, nadie se acuerda del Decreto N° 326, del 27 de mayo de 1989.

Precisamente este cuerpo legal aprueba, entre otras materias, que la educación superior sea gratuita hace ya largos 26 años y al parecer nadie se acuerda del documento, que fue suscrito por Chile el 16 de septiembre de 1969 durante el gobierno del Presidente Eduardo Frei Montalva y promulgado por Pinochet el 28 de abril de 1989.

¿Olvido involuntario…olvido interesado…ignorancia de lo que firman los Presidentes de la República?

¿De qué estamos hablando?

Del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales adoptado por las Naciones Unidas el 19 de diciembre de 1966.

Es un documento legal que contiene 31 artículos y aunque fuera dictado durante un gobierno de facto o dictadura, tiene plena validez. De lo contrario deberíamos desconocer la Constitución del 80…las AFP…las ISAPRES…la educación municipalizada…y cuánta herencia nefasta  nos dejo la Dictadura.

Y este decreto es sumamente importante para dejarlo en el olvido. Por eso que mis malos pensamientos me dicen que aquí existe algo poco claro, por decirlo en forma académica.

¿Qué dice este cuerpo legal?

Entre sus 31 artículos menciona que los países en vías de desarrollo, teniendo en cuenta los derechos humanos y su economía nacional, podrán determinar en qué medida garantizarán los derechos económicos reconocidos en el presente Pacto.

Habla de:

*Remuneraciones iguales por el mismo trabajo para mujeres y hombres

*Condiciones de existencia digna para ellos y sus familias

* Derecho a formar sindicatos y a los sindicatos a formar federaciones y confederaciones

* Derecho a huelga

* Derecho a toda persona a un nivel de vida adecuado para sí y su familia, incluso alimentación, vestido y vivienda adecuados y a una mejora continua de la existencia familiar

* Derecho de toda persona del disfrute del más alto nivel de salud física y mental

* Reconoce que la enseñanza primaria ( básica) debe ser obligatoria y gratuita

* Que la enseñanza secundaria ( media) y técnica debe ser gratuita

* Que la enseñanza superior ( universitaria) debe ser accesible a todos y la implementación progresiva para que sea gratuita

¿Quiere usted saber en detalle sobre este decreto ley, que no ha sido derogado por ningún gobierno a partir de la vuelta de esta frágil democracia?

Ingrese a través de Google de la siguiente manera: Decreto 326 del 27 de mayo de 1989… y saque sus propias conclusiones.

*Adolfo Vargas Jofré/Periodista (UCN)