Hay ejercicios que pueden ayudarnos a sentir más y tener un mayor control del placer sexual, ¿lo sabías?

 

Hay una gimnasia poco tradicional, pero que deberíamos tener tan en cuenta como la que practicamos para estar en forma. Se trata de un entrenamiento que nos ayuda a tener más conciencia de la musculatura del piso pélvico (estructura muscular y ligamentosa que se encuentra en la parte baja de la pelvis), para así lograr un mayor control de ésta durante el sexo.

 

Según la kinesióloga de Clínica Avansalud especialista en ejercicios de piso pélvico, Jocelyn Reyes, los llamados ejercicios de Kegel e incluso los típicos abdominales son aliados en la tarea de lograr un mayor desarrollo y control de aquella zona, de hecho, “el mayor trabajo de esta musculatura hace posible llegar más fácil al orgasmo femenino y estimular mucho más a la pareja”.

 

¿Qué son los ejercicios de Kegel?

 

“Existe una parte de los músculos del piso pélvico que tienen su origen en el clítoris, por lo que el mayor control y desarrollo de estos músculos ayudará a una mejor satisfacción sexual si estos son entrenados”.

 

La especialista Jocelyn Reyes explica que los ejercicios de Kegel son los primeros que describió el Doctor Kegel, pero que actualmente estos entrenamientos han evolucionado. Principalmente, se basan en contraer y relajar la musculatura del piso pélvico en reiteradas ocasiones y a distintos ritmos.

 

Suena sencillo, pero no lo es tanto, sobre todo para quienes no los han practicado. “La mayoría de las mujeres en vez de contraer la musculatura, pujamos, denominándose contracción paradojal”, advierte la kinesióloga, señalando uno de los típicos errores al comenzar a practicar estos ejercicios.

 

Mujeres que ya manejan medianamente la técnica, coinciden que en un comienzo es difícil conseguir las contracciones en los músculos indicados.

 

Pero no todas las mujeres logran encontrar los músculos correctos, por esto la especialista es clara en señalar que el ejercicio tiene que ser enseñado, supervisado y entrenado por un profesional capacitado.

 

Los beneficios

 

La especialista sostiene que siempre es beneficioso realizar ejercicios de piso pélvico y no sólo para el sexo.

 

Este tipo de entrenamiento ayuda a prevenir disfunciones como: Prolapsos, incontinencia urinaria, dolores sexuales, dolor pélvico crónico, etcétera.

 

Respecto del área sexual, existe una parte de los músculos del piso pélvico que tienen su origen en el clítoris, por lo que el mayor control y desarrollo de estos músculos ayudará a una mejor satisfacción sexual si estos son entrenados.

 Informe 21