El portal ruso RT en sus informativos analiza la situación de la educación chilena:

La cuestión educativa se ha convertido en uno de los retos principales del Gobierno chileno de la presidenta Michelle Bachelet, pero su solución sigue estando bastante lejos.

El problema no es nuevo. Fue en 2011 cuando cobró mayor repercusión con las multitudinarias manifestaciones de universitarios en las que también hubo choques violentos. El problema radica en la desigualdad dado que un colegio privado o la universidad no está al alcance de todas las familias.

La principal denuncia es que se haya dejado la educación en las manos de entidades privadas, en concreto de los bancos, que han usado a los universitarios y a sus familias para lucrarse. De tal forma, el solicitante debe vender su casa o pagar durante varios años. Algunos se ven obligados a trabajar de día y estudiar de noche para poder pagar el préstamo