Contra viento y marea la gratuidad en la educación superior pudo imponerse en el mercado o negocio de las universidades. Tramite que demoró casi 35 años en volver a su cauce, situación que deja a familias con una sonrisa de oreja a oreja.

Un ejemplo es Víctor Tapia, que se matriculó en la carrera de Ingeniería Civil Electrónica en la Universidad Arturo Prat de Iquique y no tendrá que pagar por sus estudios -2 millones de pesos al año y más de 10 millones por toda la carrera- ya que accedió a la gratuidad de la Educación Superior. “Agradecido de tener esta oportunidad y de sacarse un peso de encima, mis padres están muy contentos”.

El seremi de Educación, Francisco Prieto (Pancho para los amigos) y el Rector de la Universidad Arturo Prat, Gustavo Soto acompañaron a Víctor durante el proceso de matrícula en la UNAP, donde al igual que él, muchos de los estudiantes que ingresaron por primera vez a la Educación Superior, accedieron a la gratuidad.

En Tarapacá, son cerca de 3.800 los estudiantes que no van a pagar matrícula ni arancel gracias a la gratuidad de la Educación Superior, beneficio que favorece a estudiantes que pertenecen hasta el quinto decil y que se matriculan en una de las 30 universidades adscritas a gratuidad.

Otro de los casos corresponde a la estudiante Yanahina Cepeda, alumna de 2do año de la carrera de Ingeniería Civil Industrial en la UNAP, que manifestó su alegría por este beneficio: “Estoy muy feliz ya que ese dinero me lo ahorro. No tengo que estar esforzándome por trabajar y pagar mis estudios. Mi carrera tiene un costo de 2 millones 200 mil pesos y durante los 5 años el costo superaría los 10 millones de pesos. Ahora sólo me preocuparé de estudiar”.

“Este dinero que las familias destinaban para pagar los estudios de sus hijos queda ahora en el presupuesto familiar para resolver otras necesidades. Por ejemplo, tuvimos el caso de una mamá que debió cambiar a sus hijos menores de colegio para disminuir gastos y así prepararse para enfrentar el pago de matrícula y arancel de la universidad de su hijo mayor. Felizmente hoy ese joven accedió a gratuidad y su familia ya no tiene que preocuparse. La gratuidad es un alivio real para las familias porque ellas se están ahorrando recursos millonarios”, agregó Prieto.

El seremi de Educación recordó los portales donde los jóvenes pueden encontrar información sobre la gratuidad: www.gratuidad.cl, www.beneficiosestudiantiles.cl y www.becasycreditos.cl. Además dijo que en la seremi de Educación, ubicada de calle Zegers 159, la coordinadora regional de Educación Superior, entrega información y responde consultas sobre el proceso de gratuidad.