JCN.


Cada verano los medios de comunicación nos bombardean con el control de la dieta para no subir de peso. Que no coma esto, que de esto poco, que una porción. Además el “cuco” del copete que hace subir de peso por su calorías, pero se salva de esa sentencia la cerveza, la Chela o la Pilsen heladita.

Según expertas en nutrición 100 ml de chelas se traducen en 45 calorías; una caña de cerveza, en 34 calorías. En otras palabras, la cerveza no engorda.

Después esto solo nos queda decir ¡Gloria al Pulento!

La cervecita tiene bajo contenido en calorías , ya que es elaborada con agua, cebada y lúpulo. Un vasito de cerveza, de esos schops del “Democrático”, también aporta nutrientes como vitaminas, especialmente del grupo B y ácido fólico, fibra y minerales (silicio, fósforo, magnesio, potasio, calcio). La cerveza es una bebida fermentada de baja graduación,entre 4 y 5 grados.

Entonces, viva la chelita heladita y bien servida en este verano 2020