Más de $800 millones de inversión en la adquisición del terreno, son sólo parte de la cuantiosa inyección de recursos que ejecutó la Agrupación Agroandina Suma Aljiri, la que emplazará un moderno terminal agropecuario en el sector de La Pampa, en Alto Hospicio.

Integrada en casi un 80% por mujeres emprendedoras, se realizó la ceremonia de colocación de primera piedra de las faenas de un ambicioso proyecto que reúne a habitantes de distintas localidades del interior de la región y que buscan concretar una iniciativa que pretende transformarse en una plataforma de servicios para Alto Hospicio, principalmente, para los residentes de la zona sur que tiene las máximas proyecciones de crecimiento poblacional, calculándose que estarán asentadas en esa zona unas 20 mil personas en los próximos 10 años.

La actividad fue encabezada por el alcalde Ramón Galleguillos y asistieron además, el director de Sercotec, Patricio Ferreira; José Carvajal, consejero regional y presidente del área de fomento del Core y la mayoría de los que serán los próximos locatarios.

Priscila Choque, presidenta de la Agrupación Agroandina Suma Aljiri, destacó el esfuerzo que ejecutan los microempresarios y los instó a seguir trabajando para cumplir con todas las etapas del proyecto. “Hemos venido trabajando hace años por este terminal agropecuario donde esperamos reunir toda clase de servicios y entregar prestaciones a toda la región”, adujo.

El proyecto en sí tiene cuatro etapas. La primera de ellas, fue la adquisición del terreno de 22 mil metros cuadrados. Ahora se concretó la colocación de la primera piedra y se ejecutarán los trabajos del cierre perimetral que debieran durar 5 meses. En tercer término, se trabajará en el diseño de las instalaciones y, luego, la fase final será la construcción de casi 300 locales y su inauguración, calculándose para ello un plazo que bordeará los 24 meses, de acuerdo a lo detallado por Antonio Mamani, asesor de la agrupación. En paralelo se trabajará en contar con la factibilidad de agua y energía eléctrica.

El alcalde Ramón Galleguillos, destacó el esfuerzo de los comerciantes, la mayoría de los cuales migraron desde sus localidades de origen para instalarse en Alto Hospicio. “Es absolutamente destacable el trabajo que están realizando, es un proyecto ambicioso, que no sólo les generará fuentes de ingresos a ustedes, sino que también tendrá impacto en la economía local, pues habrá generación directa de fuentes de trabajo. Como municipio los vamos a apoyar en todo lo que sea necesario dentro del marco de la ley. A priori les digo que habrá que dar una dura lucha para que Aguas del Altiplano amplíe su radio operacional, pues su negativa a invertir ha significado que nos ahuyente numerosas inversiones en la zona. Esta es una materia de la cual se tienen que preocupar los parlamentarios de la zona, pero sobre la cual no se ha puesto la suficiente atención”, adujo.

Durante el acto se realizó la tradicional pawa para orar por el éxito del proyecto, la firma de un acta que da por iniciados los trabajos y la colocación de la primera piedra.