Desde que dejó el cargo de intendenta,  en marzo del año 2014, Luz Ebensperger guardó un discreto silencio político hasta hace unos días cuando le dio como bombo en La Tirana al precandidato a la alcaldía de Iquique, Felipe Rojas. Este jueves salió en defensa de la intendenta Claudia Rojas por la petición de una parte de la Nueva Mayoría local que pide su renuncia al cargo de primera autoridad regional.

“Quienes suscriben dicha misiva solo se escudan en el ataque a una mujer para esconder sus propios fracasos y, de paso, tratan de enlodar a un gran alcalde, como lo es Ramón Galleguillos”, indica Santa Luz en un brevísimo comunicado.

Más adelante señala la ex intendenta, que se mantuvo cuatro años en el cargo, que la declaración de la Nueva Mayoría  tiene “el único objetivo de distraer a la opinión pública de su inoperancia y falta de capacidad para ayudar a que nuestra Región de Tarapacá avance, y que de una vez por todas  deje el estancamiento en que hemos estado hasta ahora”.

Cortito y contundente el palo para un sector del oficialismo no ligado al senador Fulvio Rossi.