«El aspecto más triste de la vida en este preciso momento es que la ciencia reúne el conocimiento más rápido de lo que la sociedad reúne la sabiduría».

Isaac Asimov nació el 2 de enero de 1920 en la RSFS (República Socialista Federativa Soviética de Rusia) y murió el 6 de abril de 1992 en Nueva York, Estados Unidos.

Fue escritor y profesor de bioquímica en prestigiosas instituciones como la Universidad de Boston. Se destacó fundamentalmente por sus obras de ciencia ficción y divulgación científica.

Cómo imaginaba el mundo Isaac Asimov

De algún modo podemos decir que todas las obras de ciencia ficción de Asimovtienen algo de «predicción». ¿Qué otra cosa es la ciencia ficción si no desafiar al conocimiento del presente imaginando el futuro?

Sabemos, incluso, que es la ciencia ficción la que muchas veces alimentó grandes descubrimientos científicos. Decimos que la ciencia ficción los «predice», pero quizás deberíamos decir que los imagina para que otros los hagan realidad: «5 predicciones de la ciencia ficción que se hicieron realidad».

Pero más allá de la visión futurista plasmada en sus obras, en 1964 Isaac Asimovtenía algunas ideas bastante claras sobre cómo serían los próximos 50 años en la Tierra.

La ciencia de la vida cotidiana: el desayuno y las llamadas telefónicas

«Gadgetry will continue to relieve mankind of tedious jobs. Kitchen units will be devised that will prepare «automeals»: heating water and converting it to coffee; toasting bread; frying, poaching or scrambling eggs; grilling bacon, and so on. Breakfasts will be «ordered» the night before to be ready by a specified hour the next morning».

Los aparatos continuarán aliviando a la humanidad de los trabajos tediosos. Las cocinas estarán equipadas con aparatos que preparen «autocomidas»: agua caliente que se convierta en café; pan que se tueste; huevos fritos, hervidos o revueltos; tocino cocido y así todo lo demás. Los desayunos serán ordenados la noche anterior y programados para una hora específica a la mañana siguiente. 

  • Nivel de acierto: 2 / 5

Hay cafeteras de filtro que básicamente es lo que hacen: convertir agua en café. Y hay tostadoras eléctricas que se pueden programar para diferentes grados de tostado… hasta ahí llegó el acierto de Asimov. Es verdad que los aparatos de cocina nos hacen la vida más fácil… pero no podemos programar un desayuno, y ninguna comida «se hace sola». Por mucha ayuda que tengamos de los electrodomésticos,las tareas domésticas continúan siendo igual de tediosas.

«Communications will become sight-sound and you will see as well as hear the person you telephone. The screen can be used not only to see the people you call but also for studying documents and photographs and reading passages from books. Synchronous satellites, hovering in space will make it possible for you to direct-dial any spot on earth, including the weather stations in Antarctica».

Seremos capaces de ver al mismo tiempo que oir a una persona cuando la llamamos por teléfono. La pantalla no solo servirá para ver a la persona que llamas sino también para estudiar documentos y fotografías y leer fragmentos de libros. Satélites espaciales sincronizados harán posible que llames directamente a cualquier punto en la Tierra, incluso a las estaciones meteorológicas de la Antártida.

  • Nivel de acierto: 5 / 5

Impresionante, ¿no lo crees? En 1964 Isaac Asimov ya imaginaba cómo funcionarían y para qué servirían los smartphones que usamos hoy. Sorprende el nivel de detalle —y acierto— con que plantea, más de 50 años atrás, cómo será la forma en que nos comunicamos actualmente.

La ciencia del trabajo y el transporte

«The world of A.D. 2014 will have few routine jobs that cannot be done better by some machine than by any human being. Mankind will therefore have become largely a race of machine tenders. Schools will have to be oriented in this direction…. All the high-school students will be taught the fundamentals of computer technology will become proficient in binary arithmetic and will be trained to perfection in the use of the computer languages that will have developed out of those like the contemporary “Fortran”».

En el 2014 ya no habrá casi trabajos que no puedan ser realizados mejor por una máquina que por un humano. La humanidad se habrá vuelto una raza de «maquinistas». Las escuelas deberán ir en ese sentido… Todos los estudiantes de secundaria deberán sen entrenados con las leyes fundamentales de la tecnología computacional, deberán entender la aritmética binaria y dominar a la perfección los lenguajes computacionales que habrán evolucionado mucho más allá que los contemporáneos como «Fortran».

  • Nivel de acierto: 2 / 5

La mayoría de los trabajos contemporáneos no pueden ser realizados por máquinas. Sí es cierto que las máquinas son las que posibilitan y facilitan la mayor parte de las tareas, pero en su gran mayoría requieren del manejo de un humano. La inteligencia artificial no está tan avanzada aún. Las escuelas, por su parte, sí se estań orientando cada vez más a la enseñanza de la ciencia y la tecnología, pero no de forma tan extrema ni generalizada como lo planteaba Isaac Asimov.

«Highways in the more advanced sections of the world will have passed their peak in 2014; there will be increasing emphasis on transportation that makes the least possible contact with the surface. There will be aircraft, of course, but even ground travel will increasingly take to the air a foot or two off the ground […] Vehicles with «Robot-brains» can be set for particular destinations that will then proceed there without interference by the slow reflexes of a human driver».

Las autopistas en las partes más avanzadas del mundo habrán pasado su punto más alto; habrá un creciente énfasis en que el transporte que haga el menor contacto posible con la superficie. Habrá tráfico aéreo, por supuesto, pero incluso el transporte terrestre irá crecientemente perdiendo contacto con el suelo […] Vehículos con «cerebros-robot» (inteligencia artificial) podrán ser programadas para dirigirse a destinos particulares sin la «interferencia» de los lentos reflejos de un conductor humano.

  • Nivel de acierto: 0 / 5

No… lamentablemente los sistemas de transporte aún no son tan eficientes, y ciertamente no hay certeza de que podrían ser más seguros si fueran manejados por robots. Y sobre los autos voladoresVolver al futuro cometió el mismo error: no existen los autos voladores… al menos no en las calles… aún.

Resultado final: 9 / 20

Digamos que estas visiones de Asimov para 2014 no fueron del todo acertadas… pero démosle un poco de crédito: quizás de aquí a algunas décadas más adelante todo esto se vuelve realidad… o no, ¿quién sabe?

Y si se trata de predicciones que finalmente sí se cumplieron:

Celebrar el genio de Isaac Asimov

No nos importan sus «errores», igualmente somos fanáticos de este genio de la ciencia ficción. Isaac Asimov murió el 6 de abril de 1992, pero ya sabes lo que dicen: los grandes escritores nunca mueren, viven para siempre en sus obras.

 

Batanga