Los viajes al espacio son cada vez más comunes y largos. Hoy en día, los astronautas llegan a pasar más de un año a bordo de la Estación Espacial Internacional (EEI), por ejemplo.

Además, como muchos recordarán, tras un enorme apoyo en la web, Pornhub logró el presupuesto necesario para filmar lo que será la primera película para adultos en el espacio.

En este sentido, es sumamente lógico preguntarnos cómo sería tener sexo en el espacio exterior, ¿no es así?

Qué tan complicado sería el sexo fuera de nuestro planeta

Los humanos son seres sexuales y el mantener algún tipo de acto intimo, ya sea en pareja o solitario, es una necesidad. Pero como todo lo que ocurre fuera de la Tierra, el sexo también es diferente cuando se está en el espacio exterior.

Si bien los astronautas nunca confirmaron que se hayan producido relaciones sexuales a bordo de la Estación Espacial Internacional, si entregaron pequeños guiños acerca de la existencia de momentos «privados».

El físico John Millis, de la Universidad de Anderson, nos cuenta teóricamente cómo sería el sexo en el espacio, considerando las dificultades que lafalta que gravedad provoca. Como puedes imaginar, no son pocas.

Lo primero a considerar son las erecciones: En la Tierra la fuerza de gravedad ayuda a que la sangre se mueve a los sectores «bajos» del cuerpo pero ante la falta de ella el conseguirlas puede ser más complicado pero no imposible.

Otra dificultad está en la lubricación femenina, ya que los fluidos vaginales no fluyen sino que se concentran en la zona alta de la vagina, lo que provocaría relaciones bastante incomodas y podría afectar la excitación. Ni pensar enlubricantes artificiales, ya que estos también se verían afectados por el efecto gravitatorio.

Recordemos que todo fluido tiende a acumularse en el espacio, ya sean lagrimas, sudor, fluidos íntimos y lo mismo se aplicaría al semen, por lo que los astronautas tendrían que ser muy cuidadosos para no provocar una situación bastante vergonzosa.

La pregunta también se la han hecho, por ejemplo, al gran Neil deGrasse Tyson. Mira:

Cómo la gravedad afectaría el coito espacial

Una vez que se superan las complicaciones que se tienen que afrontar para tener sexo en el espacio hay que pasar al acto mismo y allí la falta de gravedad provoca un efecto bastante complicado.

En una relación con penetración, uno de los dos se mueve hacia adelante y atrás en el cuerpo de su pareja, pero cuando se está en el espacio estos movimientos dejan de ser tan sencillos y se convierten en el aspecto más complicado ante el por ahora «teórico» sexo en el espacio.

Ante la falta de gravedad los movimientos se dan al revés de lo se busca y en vez de ir hacia adelante penetrando el astronauta se iría hacia atrás y ambos cuerpos tenderían a separarse el uno del otro.

Si logran superar esa complicación que provocaría el sexo espacial la relación podría darse aunque imagino que sería bastante loca. De todos modos los astronautas se las sabrán ingeniar y de formas poco convencionales satisfacer esos deseos que todos tenemos, no importa si estamos a miles de kilómetros de nuestro planeta.

Batanga