Muchas veces los seriéfilos se detienen a comparar Netflix con todo servicio de streaming actual o señal de televisión que produzca contenido original.

Sin embargo, muy pocos realmente hablan de las similitudes y diferencias de esta “señal online” con proveedores de cable como, por ejemplo, HBO.

Ambas llegaron en un momento en que la televisión necesitaba un cambio, trajeron material original de primera, y marcaron un antes/después en la historia de la pantalla chica.

Sin embargo, cada una tiene su particularidad que la destaca, como hoy verán en esta comparación de HBO con Netflix.

Programación original: el terreno de HBO

Netflix comenzó únicamente como un distribuidor de contenido, recién cuando ampliaron su imperio aportaron el capital necesario para producir contenido original. Aún así, el contenido de Netflix no buscó romper barreras o trascender en lo que se veía viendo, sino más bien cambiar la forma en que se ve la televisión, abriendo la era del binge-watch.

HBO, al tener un sistema semanal, aumentó aún más el suspenso al crear series atrapantes con cliffhangers continuos para ver la semana siguiente.

house-of-cards-fotografia-

A pesar de que House of Cards y Orange is the New Black son ambiciosas, es difícil que le lleguen a los talones a The Wire u Oz. Muchas de las propuestas de Netflix son excelentes, pero a futuro es improbable que BoJack Horseman alcance el impacto de Curb Your Enthusiasm.

Sí, Netflix puede ir apostando cada vez más a ideas complejas y atrapantes (comoSense8), pero HBO aún sigue firme e innovador, con shows como Game of Throneso The Leftovers.

 

Acceso a los contenidos: el trofeo de Netflix

Sense8

Como dijimos previamente, Netflix revolucionó la manera de ver la televisión: no sólo tiene una enorme variedad de shows de todos los géneros disponibles de todas las épocas, sino que, en la mayoría de los casos, accedemos a toda la temporada junta.

A un solo clic tenemos todo el programa disponible, que podemos consumir incluso antes de que se gaste el período de prueba. Y, lo mejor de todo, queda en el sitio por períodos indefinidos, para empezar o retomar cuando deseen.

HBO no sólo es una señal de cable, sino que también tiene su versión streaming,HBO Go.

El problema con Go es que tiene la misma limitación que su versión televisiva: necesita tener una suscripción a un proveedor de cable. La programación del sitio tiene temporadas completas de sus shows y películas, pero no podemos acceder a él con nuestra tarjeta de crédito, y no tiene sentido contratar un proveedor con señales Premium para entrar a un sitio. Y el dueño de una cuenta no querrá brindarle su clave al vecino para que este pueda ver Veep gratis.

 

Convivencia presente

En conclusión, si Netflix apuesta a más con sus series, eventualmente eclipsaría a HBO, ya que este por el momento falla en su convivencia online.

Por el momento la señal sigue sentando precedente, con un legado que será difícil de equiparar.

Batanga