Un total de tres mil 400 toneladas de desechos han sido retiradas  por la Municipalidad de Alto Hospicio durante los primeros cinco meses de este año.

Estos responden a casi 200 procedimientos que se han ejecutado en diversos sectores de la ciudad coordinados con organizaciones vecinales, limpieza de microbasurales, sitios eriazos, calles, rutas, tomas de terrenos y casos sociales de pobladores afectados con Mal de Diógenes.

El alcalde de Alto Hospicio, Ramón Galleguillos, destacó el trabajo desplegado por el personal del Departamento de Aseo y Ornato, lo que ha involucrado un aumento ostensible en la cantidad de procedimientos desarrollados en la población. “Hemos tenido que redoblar esfuerzos para enfrentar la problemática de la basura en la comuna. Al retiro normal que se realiza durante seis días de la semana por los camiones recolectores de la empresa contratista, hemos tenido que sumar más procedimientos de limpieza con personal nuestro, incorporar maquinaria y una intensa fiscalización, producto de que se generan rápidamente focos de desechos en sitios eriazos”, apuntó la autoridad.

Galleguillos explicó que las tres mil 400 toneladas representa un 20% de incremento promedio en relación al mismo período del año anterior. “Hemos detectado una eliminación indiscriminada de basura en algunos puntos de la ciudad, a pesar de las campañas educativas, definitivamente, hay vecinos que no la respetan, botan desechos y escombros en cualquier sitio. Ya se han cursado infracciones por este problema y comenzamos a aplicar una política de mano dura, que se ha podido apreciar en algunas ferias, por ejemplo, que dejaban abandonada cantidades importantes de basura en la vía pública, donde hemos tenido que instalar hasta puntos de fijos de inspectores municipales para controlar esas situaciones. También, desplegamos una intensa labor en el aseo y retiro de escombros en las distintas tomas de terreno, para evitar focos contaminantes y que se propaguen vectores”, argumentó.

La autoridad comunal insistió en el aseo de la ciudad es responsabilidad de todos. “Necesitamos que los vecinos nos colaboren y denuncien a los sucios que botan basura fuera de los horarios y en cualquier parte. La mantención del aseo de la ciudad es una responsabilidad compartida, aunque como municipio seguiremos trabajando para combatir estos puntos”, adujo.