Los esforzados y a veces poco simpáticos fiscalizadores de Aduanas de Iquique Glorioso, detectaron y detuvieron el contrabando de 295.760 ampolletas incandescentes, con un valor estimado en un millón de dólares, cuyo destino era una importadora ubicada en Quinta Normal, Santiago.

El comunicado que informa del hecho, hace hincapié que la comercialización de esta mercancía está prohibida en Chile desde diciembre de 2014, de acuerdo a lo establecido en resolución exenta N° 60 del Ministerio de Energía que establece estándares mínimos de eficiencia energética.

 

Las incautaciones se realizaron en tres procedimientos, que combinaron el accionar de la Unidad de Análisis de Riesgo de Aduanas con los equipos operativos de los camiones escáner que el Servicio tiene apostados en las avanzadas de Quillagua y El Loa.

 

Aduanas realizó el primer hallazgo en Quillagua, al controlar un camión que llevaba aros de aluminio para vehículos, pantuflas, motosierras, zapatillas y ampolletas led. Sin embargo, al revisar la mercancía se estableció que en realidad transportaba 65.760 unidades de ampolletas incandescentes de 100 watts cada una, con la leyenda “Hecho para Bolivia”.

 

Al día siguiente, otro camión fue interceptado con 115 mil ampolletas en la avanzada de El Loa y casi a la misma hora y con el mismo modus operandi, otro cargamento fue detectado en Quillagua, también con 115 mil ampolletas. En ambos casos la declaración de la carga indicaba ampolletas led, pero en realidad se trataban de incandescentes de 100 watts cada una y de la marca President, de origen chino.

Comunicado