Una denuncia por maltrato animal presentó la Municipalidad de Alto Hospicio ante la Fiscalía de Alto Hospicio después que se registró una matanza de perros en la zona céntrica de la comuna durante la noche del martes.

La acción judicial fue interpuesta por el alcalde Ramón Galleguillos, quien acudió acompañado del abogado Álvaro Loayza, del Departamento Jurídico de la casa consistorial y representantes de las agrupaciones animalistas de la ciudad.

En el escrito se plantea que durante horas de la noche del martes y en el perímetro comprendido entre las calles La Noria, Los Tamarugos, Avenida Los Cóndores y La Pampa, desconocidos procedieron a administrar a una gran cantidad de animales que se hallaban en el sector veneno o algún tipo de producto, que les ocasionó la muerte a más de una decena de ellos.

“Este es un hecho lamentable, que nos pone en alerta, donde como municipio decidimos denunciar y hacernos parte en la indagación que se desarrolle, pues no se puede cometer un acto de crueldad de esta envergadura”, sentenció la autoridad.

Galleguillos se reunió también con el fiscal Carlos González, a quien le expuso los antecedentes del hecho y comprometió la colaboración del municipio en la indagación. Las primeras diligencias fueron derivadas a la Policía de Investigaciones.

El alcalde expuso que como municipio mantienen un Plan de Protección Animal desde el 2012 y que involucra atención veterinaria en distintas poblaciones, castraciones y esterilizaciones de animales, pero en ningún caso la eliminación de perros.

“Hay algunas personas que han pretendido culparnos de ésta matanza de perros y gatos, pero es una falsedad absoluta. Como municipio lo que hemos hecho es reforzar nuestro plan atención de mascotas y de animales abandonados en la vía pública, con más recursos, profesionales y medios. Sólo en los meses de abril a julio de este año hemos esterilizado y castrado cerca de 250 perros y gatos, a lo que se suman los 1300 animales que intervenimos el año pasado”, añadió.

Lissette Parra, veterinaria del Plan de Protección Animal del municipio, señaló que existen sospechas de que a los animales se les pudo haber suministrado veneno “Asesino”. “Por las características que presentan los animales podría tratarse de este veneno que es letal, que se vende libremente y sin control en ferias libres. Lamentablemente, en Alto Hospicio existe una gran cantidad de animales abandonados, una población que bordea los 7 mil y de los cuales casi un 70% de ellos tienen dueños, pero que los dejan en vía pública. Es necesario que la comunidad tome conciencia sobre la tenencia responsable de animales”, adujo la profesional.

Valeska Ulloa, animalista, una de las jóvenes que llegó primero al sitio donde se hallaron los perros muertos y que acompañó al edil en la presentación de la denuncia, señaló que fue horrible la matanza.

“Hay todo un perímetro donde resultaron animales afectados, estaban convulsionando y otros muertos. Tratamos de ayudarlos, muchos de ellos estaban castrados o esterilizados en operativos con el municipio, los cuales cuidábamos en nuestro barrio. Es espeluznante lo que pasó y esperamos que se investigue”, precisó.