Quién no se acuerda de los bombones y chocolates Calaf, de la publicidad en televisión (en blanco y tinto), los Gojak, Ricolates y tantos otros. Todos esos nombres vinieron a la memoria de varias generaciones este jueves con la noticia que la empresa fundada en 1897 cerraba su planta en la ciudad de Talca.

Calaf es parte de la memoria colectiva de los niños, jóvenes, adultos y adultos mayores. Una marca con larga historia en Chile. Fundada por los españoles Esteban y Enrique Calaf durante las primeras décadas del Siglo XX expandieron su marca y sus productos a todo el país. El 2004 la empresa fue adquirida por CCU y luego vendida a Carozzi.

Si bien, se seguirán fabricando productos con la marca Calaf, el cierre de su planta fundadora es lo que llama la atención.

[youtube url=»https://www.youtube.com/watch?v=eos9VJw1_Jk» width=»560″ height=»315″]