Hoy por segundo año se celebra el Día Nacional del Vino que tiene como objetivo, solo eso no se trata de tomar por tomar, recordar los 500 años de la historia del tintolio en Chile.

La idea hoy fomingo es disfrutar toda clase de vinitos desde un Cartonet, pasando por un “bigoteado” hasta un “Lapostolle” de la cosecha del 2012 que cuenta 109 mil pesos.

Bueno, el argumento para celebrar este especial día, se basa en la petición que hizo Pedro de Valdivia el 4 de septiembre de 1545, le pidió a su jefecito el Rey Carlitos V de España “vides para evangelizar Chile”. Tiempecito después llegaron a Chile las primeras “patillas” de parras que dieron vida al vinito chileno.

Por eso hoy todos los grandecitos a disfrutar de un buen vinacho, en familia, solitario y en grupo de amigos.

En el Sol de Iquique, Rosa la Rumorosa y el Monje Pate Cuete se rajaron con varias botellitas del “León de Tarapacá”, las cuales destaparemos durante la jornada.

Salú.